Una fundamentación del patriotismo español en el iusnaturalismo cosmológico

Iusnaturalismo e historicismo

Según el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua se define el patriotismo de una forma muy simple: amor a la patria, mientras xenofobia como odio, repugnancia u hostilidad hacia los extranjeros. Como se puede comprobar son dos cosas completamente distintas. Es un concepto lógico muy fácil de entender, el amor a algo no significa el odio a lo demás. Es más se puede amar a dos o muchas más cosas a la vez, lo mismo que se puede amar a varios países a la vez, pero entre ellos, sería el propio, eso significa patriotismo.

El antiespañolismo crece en España con la ayuda del dinero público apoyado por intereses particulares, tanto internos como foráneos. Existen en el mismo dos tendencias, una la disgregadora, más apoyada por ciertos grupos de izquierda, que sostiene que España no existe, sino que es un conjunto irregular de naciones unidas a la fuerza, y otra, la disolvente, más apoyada por ciertos grupos de ideas conservadoras, que afirman no que España no exista, pero que debe integrarse por completo en estructuras supranacionales, como la Unión Europea.

Ambos conceptos ni son científicos, ni son lógicos, pues per se y a grosso modo, el progresismo defiende el universalismo y el liberalismo el individualismo. Sólo intereses que están en contra de la mayoría pueden justificar semejante dislate.

Las dos tendencias intentan denigrar o criticar el patriotismo como algo desfasado o intentarlo equiparar a la xenofobia. Muchas veces esta estrategia es una simple desviación conseguir sus objetivos, ya que se pretende sustituir un patriotismo natural por otro artificial y la mejor manera de crearlo es justificándolo frecuentemente mediante la exclusión y la xenofobia.

El patriotismo, en modo alguno es incompatible con el universalismo, ni con el reconocimiento de peculiaridades regionales o jurídicas, por ello la estrategia independentista o disolutoria se basa en el Derecho: llegar a ser una nación independiente o sustituir el derecho nacional por el de las instituciones europeas. Por tanto, la cuestión puede ser perfectamente analizable desde la metodología de la Filosofía del Derecho.

La escena de la filosofía jurídica fue dominada por el iusnaturalismo hasta el siglo XVIII. Dentro del iusnaturalismo o derecho natural hablaríamos de tres modelos: el cosmológico, el teológico y el mecanicista. Para González Vicen serían cuatro, mientras que para Antonio Truyol, siguiendo a Sauter y a Galán, serían nada menos que nueve. Elías Diaz tiene una curiosa forma de acabar el debate sosteniendo que hoy día se pueden añadir nuevas formas iusnaturalistas.

El modelo historicista es una consecuencia del proceso de secularización que se produce a partir de la Ilustración. Montesquieu preparará la mentalidad historicista en su famoso libro L’Esprit des Lois. De esta manera, las leyes de cada pueblo vuelcan su punto de vista hacia la historia.

No hay que buscar en el modelo historicista una ruptura completa con el modelo iusnaturalista, sino otro enfoque del concepto filosófico de las leyes.

 

El patriotismo español fundamentado en el iusnaturalismo cosmológico

El iusnaturalismo griego nace en la Grecia del siglo V antes de Cristo y sigue el modelo cosmológico, siendo Aristóteles uno de sus más conocidos representantes. El nomos, leyes y costumbres variables, debe estar sostenido por la physis, naturaleza inmutable, surgiendo una contraposición entre convención y naturaleza, entre Derecho Positivo y Derecho Natural. Aristóteles distingue entre justicia legal y justicia natural. Cicerón, influído por el estoicismo griego sostiene en De República que la verdadera ley es la recta razón en armonía con la naturaleza.

De esta manera, siguiendo los razonamientos del iusnaturalismo griego o cosmológico, el concepto jurídico de nación debería ser el adecuado a la naturaleza de la misma. Si España como tal surge en el siglo V tras la caída del Imperio Romano y los estados que surgieron en la Reconquista fueron al final de carácter efímero al buscar la pretendida unidad perdida de la Hispania de los godos, está claro que lo consecuente a la naturaleza de la nación del actual territorio que forma España es que España sea una nación, ya que si exceptuamos el período de reconquista, siglos VIII-XIV (siendo este esquema equivocado, ya que supone el período de más unión y búsqueda de la España perdida), España, como tal, tendría nueve siglos de existencia, lo que la eleva a ser la nación natural de los españoles.

Se puede alegar, con el anterior razonamiento, que Portugal debería formar parte de España, ya que formó parte del reino godo y de la Hispania romana, intentando justificar un imperialismo ilegal. Pero esto último no tiene sentido, ya que Portugal alcanza su independencia plena con la batalla de Aljubarrota, teniendo el mismo período de existencia que España. Portugal se ha ganado su derecho histórico a ser una nación, aunque no se puede negar que los más de cinco siglos de convivencia común, hacen que los españoles y portugueses tengan lazos de sangre como hermanos.

¿Una concepción federal del estado español sería incompatible con los argumentos anteriores? Personalmente entiendo que no, en base a los siguientes argumentos: 1) La nación española resurge del antiguo territorio godo a finales de la Edad Media, a partir de los reinos que se habían formado, y 2) la federalización no supone la disgregación, como lo demuestran los casos de Estados Unidos, México y Alemania.

Sin embargo, el estado de las autonomías ha sido algo desastroso: desplifarro, corrupción y desunión. Pero no vamos a hablar de esto último, ya que no estamos hablando de política, sino de filosofía…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s