FMI: se les ve el plumero, piden recortar gasto social, pero no hablan del gasto político

No me gustan estas entradas, prefiero hablar de música, de literatura, de cultura, de ciencia. En este sentido, he disfrutado en los últimos días con blogs que sigo. Pero hay cosas que cuando te pinchan, no te queda más remedio que hablar.

Hay que recortar en sanidad y educación, en pensiones y en sueldos, para que siga el abultado gasto político en España. Es la última recomendación del Fondo Monetario Internacional (FMI). 

La desfachatez y la caradura de estos completos inmorales (cuando no corruptos) no tiene límite. Por sus hechos les conoceréis y haber condenado a la miseria a numerosos de Hispanoamérica dice todo sobre su catadura moral.

Otros fariseos que vienen con la coña marinera de que los españoles han vivido por encima de sus posibilidades. Pero que España tenga 300.000 políticos más que Alemania, siendo ésta un república federal, de eso ni hablan, ni quieren hablar.

Y además 10.003 aforados (el número mayor del mundo) que pueden matar, robar o violar y que son juzgados según fuero especial. Afortunadamente, y todo hay que decirlo, casi en su totalidad son gente pacífica. Pero como sigamos en la corrupción galopante, puede que llegue el día en que a un señor feudal se le pase por la cabeza sobrepasarse con una moza de buen ver (conocí a un político que trató a una camarera de una manera que me dio tal asco que ya no quise saber nada de él (era de segunda fila, ha muerto y que en gloria esté).

Si el trabajo del FMI es reflotar naciones, ningún país debería hacerles caso, ya que sus hechos son auténticamente calamitosos. Y no sólo eso, sino con evidentes sospechas de corrupción.

Bueno, ¿Vamos a lo práctico? ¿qué hará el Gobierno?

En primer lugar, no va a reducir el gasto político, por lo que la deuda pública va a seguir aumentando.

En segundo lugar, tocar sueldos públicos y pensiones en época preelectoral sería suicida. Pero todo puede suceder porque las reacciones de Montoro-Rajoy no son muy previsibles.

En tercer lugar, está el recurso de la sanidad y la educación, quizá un pequeño retoque. Fastidio a unos pocos, aunque queden bien fastidiados, son pocos. Pero insisto, cuidado, que estamos en época preelectoral.

En cuarto lugar, el IVA, ese aumento a los productos alimenticios básicos, medida antisocial por excelencia, o cambios en otros artículos, pero nunca recuperar el IVA de lujo al 33 %, porque afectaría a las grandes fortunas y a una parte influyente de la clase política.

Y en quinto lugar, mandarles a paseo. Así actuaría un gobierno patriota que defiende a sus ciudadanos. Mucho pedir en España. No perdería nada, ya que el descrédito del FMI es total en economistas serios.

El problema es que poderoso caballero es don dinero y el FMI “maneja” y puede influir sobre la troika. Y hablar de la troika a Marianito es un auténtico efecto laxante. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s