La vergonzosa soledad de las víctimas del terrorismo

La noche se entraba,
reinaba el silencio:
perdido en las sombras,
medité un momento:
¡Dios mío, qué solos
se quedan los muertos!

 La indigencia mental de Zapatero no daba para mucho, pero la traición de Mariano Rajoy es imperdonable. Al menos el otro no hizo el paripé de ir a las manifestaciones como si apoyase a las víctimas del terrorismo.

Poco se puede esperar de esta Europa opresora de los débiles, cuyo norte no es otro que el capitalismo salvaje y el mantenimiento de privilegios vergonzosos.

De zampones y corruptos está el mundo lleno. Pero entre ellos, aunque no lo parezca, y les confundamos como tales, también hay gente buena honrada, gente que no se vende por un plato de lentejas, como decimos los españoles, o por un puñado de arroz, como dicen los chinos.

Los nacionalistas se hayan presos de sus contradicciones y pensamientos enfermizos, Izquierda Unida se halla presa de los nacionalistas, como el PSOE y el Partido Popular se halla preso de una camarilla dirigida por Rajoy, de la que mejor me callo…

Todos se han desvinculado de las víctimas del terrorismo, a pesar de que hubo víctimas del terrorismo desde la izquierda a la derecha, pasando incluso por el nacionalismo.

Todos. Afortunadamente no. Las personas que conservan dignidad no han abandonado a las víctimas del terrorismo. Personas, que aunque su aspecto físico no sea el ideal, pueden mirarse al espejo sin sentir asco o repugnancia.

El problema de la España actual es que, gracias a la corrupción del sistema, existe una absoluta desconexión entre los políticos y el pueblo.

Anuncios

España contra Catalunya, Espanya contra Catalunya

Espanya contra Catalunya, España contra Cataluña, el dinero hace maravillas y un bonito panel (pagado por los ciudadanos) puede disfrazar la mentira más descarada.

¿Cuándo España ha estado contra Cataluña?

Respuesta: jamás lo ha estado. En 1714, las tropas de Felipe V, borbón y no español por cierto, arrasaron la ciudad de Barcelona.

Por cierto, ¿cuántas ciudades y pueblos fueron arrasados en la Guerra Civil española?

El Sur de Estados Unidos quedó como un solar, tras las cabalgatas de Sherman y Sheridan y con la oposición del presidente de Estados Unidos, Abraham Lincoln.

Escocia quedó como un solar, tras la batalla de Culloden, que al contrario de la resistencia de Barcelona era más nacionalista.

Hiroshima y Nagasaki quedaron arrasadas tras las bombas atómicas, todas las ciudades alemanas antiguas desaparecieron por las bombas incendiarias, Londres también tuvo lo suyo con las V1 y V2. ¿Alguién pueden ser tan irresponsable para plantear simposios con el título:

– Estados Unidos contra Japón.

– Inglaterra contra Alemania.

– Alemania contra Inglaterra.

Evidentemente, se puede y se deben debatir estos temas científicamente, pero con elegancia, coña, algo así como:

– La destrucción de Hiroshima y Nagasaki.

– La destrucción de vidas y el patrimonio alemán por las bombas incendiarias.

– Las bombas V1 y V2 sobre Londres.

Pero el independentismo, cuando es fanático e intolerante, ni es elegante, ni lo parece.

A los que algunos ven como “héroes” yo veo como vulgares sádicos

Cuenta la Historia que Falaris, tirano de Sicilia, que murió en el año 554 a. C. estrenó una nueva ejecución sádica. Los ajusticiados se introducían en el interior de una efigie de bronce hueca con forma de toro. La efigie se colocaba encima de una hoguera, lo que lo hacía similar a un horno. Los alaridos y los gritos de las víctimas salían por la boca del toro, haciendo parecer que la figura mugía, provocando las risas de los degenerados que acudían al sádico espectáculo.

En realidad no se sabe si es una leyenda o fue real, como tampoco se sabe fue cierto que si inventor, Perilo, fue el primero en estrenar el “juguete”.

En todo caso, Aristóteles lo da por cierto y califica como acciones depravadas y depravados a los que lo que usan y gozan con ello.

Lamento recordar la muerte heroica a manos de ETA del inspector de Policía Eduardo Puelles, al que los terroristas asesinaron poniendo una bomba lapa en el depósito de gasollina de su vehículo en el año 2009. La víctima (para mí el héroe) murió quemado vivo, al lado de su casa, ante la angustia de su esposa, que tuvo que ser atendida de una crisis de ansiedad.

Esto ha sucedido hace tan sólo 5 años. Pero son cosas incómodas de recordar en esta España de la estulticia y la corrupción.

Sólo los depravados, los sádicos y degenerados pueden disfrutar recordando algo así.

Afortunadamente 8 de cada 10 españoles coinciden por completo con lo que digo. De ese 20 por ciento restante, un 15 % tiene más o menos razón, puntos en común, llámalo errores humanos, vale lo normal. Un 4 % está equivocado y se niega a reconocerlo. Piensan que en realidad no le querían quemar, etc.

El peligro es el 1 % que no tiene ningún respeto a los derechos humanos y si por ellos fuera nos reventarían con una bomba o nos pegarían un tiro en la nuca. Son malas personas, en el sentido de la palabra. Hay que tenerles bajo control o en la cárcel.

El problema es que todavía hay gente que intenta comprender a ese 1 %. Que no oiga que no, que todos los perros son buenos y es el mejor amigo del hombre. Pero hay un 1 % que están locos y muerden a niños y a sus duaños. Déjense ya de hacer el pacato. Y cuando el perro vaya a moderles, intenten negociar con él.

España contra Madrid (o como manipular la verdad con el victimismo)

CONGRESO ESPAÑA CONTRA MADRID (CUATRO SIGLOS DE OPRESIÓN)

 

España contra Madrid (Cuatro siglos de opresión)

Un bello y entrañable rincón de Castilla, de sencillos y amables campesinos y un entorno de una excepcional belleza ambiental, con unos elevados valores de biodiversidad fue destruido por la avaricia del Imperio Español, al querer controlarlo desde este lugar en 1561. Desde entonces, Madrid pagó con la sangre y la pobreza de sus hijos el sostenimiento del Imperio. Dolor cuyo paroxismo se alcanza en la Guerra Civil Española, en la que Madrid es arrasado y se produce un exilio irreparable de muchos de sus hijos.

Hoy Madrid, sufre la desafección de sus hermanos castellanos, que no la admiten en sus instituciones, una vida alienante y un deterioro medioambiental catastrófico, además de su gravísima pérdida de identidad.

 

PROGRAMA DEL CONGRESO

 

LA REPRESIÓN A LO LARGO DE LA HISTORIA

La destrucción del apacible Madrid castellano

Como el Imperio español destruyó toda una forma de vida.

Las guerras de los Austrias: la muerte y pobreza de un pueblo

La locura americanista que pagaron los madrileños

La guerra por la independencia de España

La locura africanistas que pagaron los madrileños

La Guerra Civil española: la destrucción de Madrid

 

LA REPRESIÓN INSTITUCIONAL ESPAÑOLA CONTRA MADRID

El terrible deterioro medioambiental

La alienación vital

El éxodo tras la guerra

La destrucción cultural y linguística

El abandono de los castellanos

 

Estoy dando ideas… y como alguien huela la subvención, ¡allá qué va!

Las paridas del Sr. Gordillo. Ahora viene con que Andalucía no es España

En el cuento de las siete cabritas, el lobo se hace pasar por panadero y para engañar a las cabritas, se llena de harina la pata (que ven las cabritas a través de la puerta) y les habla con voz dulce.

Esto parece ser que es lo que ha hecho el Sr. Gordillo, haciendo creer a mucha gente que es un Robin Hood luchando con los desfavorecidos. Pero la realidad es muy distinta. Y es más cómodo no verla.

Es alucinante. El problema no es que no haya cultura, que la hay. Pero por desgracia, mucha gente no disfruta de ella y muchos de los que deberían disfrutarla tienen un velo en los ojos. El problema es que alguien dice una parida y 40.000 le ríen la gracia.

Gordillo ese “Robin Hood” que lucha por los desfavorecidos del mundo y al que mucha gente de buena voluntad (hasta yo mismo les tengo que sufrir entre la gente que quiero) ha resultado ser otro fiasco y otra estafa de la casta política española.

Para ser breve daré tres razones por las que Sánchez Gordillo es un fiasco. Y si la gente quiere seguirle a muerte, allá ellos. No digan que no les advertí.

1) Sanchez Gordillo forma parte de la casta política española

Si se toma su biografía en la Wikipedia, que está sujeta al debate público, ya desde 1979 fue alcalde de la localidad de Marinaleda (Sevilla) desde las primeras elecciones municipales tras el franquismo, celebradas en ese año.

Se declara comunista como Cristo, Gandhi y Marx.

Para reflexionar: ¿Ha protestado alguna vez por el brutal despilfarro y corrupción de la casta política española? No, padre.

2) Sanchez Gordillo no es Robin Hood

Vaya por delante que no me gustan las multinacionales, la gran empresa y el capitalismo salvaje. Pero contra todo esto se combate con la razón y no con el delito, en este caso, con el robo.

Estos delincuentes, jurídicamente hablando, presionan y extorsionan a las cajeras del Mercadona que son simples trabajadoras, algunas con dramas personales (madres solteras, embargos, etc.).

¿Por qué no gastan esas ínfulas contra los banqueros que han hundido España? (no contra los trabajadores de banca) ¿por qué no gastan esas ínfulas contra la casta política parasitaria que ha hundido este país? ¿por qué no gastan esas ínfulas contra muchos responsables de los EREs fraudulentos que robaron dinero a los trabajadores? Cada cual que saque sus propias conclusiones.

3) Sanchez Gordillo es un desagradecido a España

Si había alguna duda, sus últimas declaraciones me han demostrado no es una persona de bien, sino otro de tantos que ha estado viviendo bien a costa de los españoles asfixiados y desesperados.

El Sr. Sánchez Gordillo afirma que España no es Andalucía y que apuesta por la independencia. ¿Nos ha dado alguna razón serie de qué España no es Andalucía? ¿En qué se basa? ¿en sus propios intereses? ¡dejen ya de tomarnos el pelo!

Habiendo sido el Sr. Gordillo profesor de Historia, no le creo tan inculto para sostener esa tremenda parida. Por supuesto que doy por sentado que sabe el origen de la cultura ibérica, Tartessos, la provincia romana hispelanse, la gran influencia visigótica de Andalucía, las aportaciones árabes de esta a España, su pujanza en el comercio de América, su patriotismo en la Guerra de la Independencia, y muchísimas más cosas.

Pero sí le empiezo a entender como un traidor. Como una de tantas personas que mira su propio egoísmo por encima de todo y le importa un bledo el pasado y lo que hayan hecho por él. Sólo le preocupa él mismo. Personas así afloran en divorcios, amigos traicioneros, negocios que se arruinan por traiciones, etc. Sólo le importa su ego.

Curiosamente, hay gente que opina, sobre todo en la izquierda, que los andaluces somos vagos y pícaros y somos distintos de los españoles, vamos a otro rollo y somos gente cojonuda (que fuerte, de un chat con todo el aplauso del respetable).

En Andalucía hay tontos, como en todos los lados, y cada vez más porque en España se les adora, como a la casta política. Pero, en general, los andaluces son cojonudos.

Andalucía no se puede entender sin España y España no puede entenderse sin Andalucía.

Y el Sr. Gordillo que abandone la política y se dedique al Circo. A muchos no nos parecerá mal. Y empezaremos a verle con mejores ojos.

El simposio Espanya contra Catalunya, al final sirve contra el independentismo

Artur Mas es un auténtico coñazo, aparte de un vividor integral porque ya sabemos que el independentismo es una cosa y otra muy distinta es tener bastante jeta.

Cuando los Estados Unidos se independizaron de Inglaterra, no iban precisamente de estado asociado o seguir de colonia privilegiada, sino partir peras a cara de perro. Por otra parte, menudo era el Imperio Británico, había que dar una lección buena a ese hatajo de paletos. Y la cosa no acabó muy bien para las dos partes, con 130.000 muertos tras ocho años de guerra.

Evidentemente estos tiempos, para mal o para bien, no son aquellos. Las cosas no se solucionan a lo bestia. O no deberían.

Pero este simposio dejó en evidencia lo que hay detrás del independentismo: intereses y más intereses. Para quien lo quiera ver, que no es muy difícil, porque el amiguismo y el vividorismo, se detecta, se huele. Lo huele hasta tu perro. Sí, alguien me dirá, como otras cosas en la política nacional española. Y yo le digo: me asquea toda corrupción y si encima esta va asociada a la traición, me asquea muchísimo más. 

Lo del título ya es lamentable y poco elegante y en un país normal a nadie en su sano juicio se le ocurriría algo así. ¿Alguien piensa que en estos países podrían celebrarse estos simposia?:

– En Japón: Estados Unidos contra Japón. El genocidio atómico.

– En Alemania: La URSS contra Alemania. La violación como arma de sometimiento.

– En Rusia: Alemania contra Rusia. El salvajismo contra un pueblo.

– En Estados Unidos: Estados Unidos contra la Confederación. La destrucción de una cultura.

Ridículo. Si cuatro amigos se quieren echar unas risas no lo vería mal. El problema es que las risas se las echan con el dinero de todos, el de la educación, la sanidad, la dependencia, …

La indignidad de los corruptos, los intolerantes y los violentos

 

 

La Marcha de la Dignidad acaba en una completa indignidad. Con los artistas que la convocaron yo no iría ni a repartir dinero, pero entiendo perfectamente a la gente que por desesperación se ha unido a ellos, pues con el hambre, el paro, los desahucios y una casta política que pasa completamente del pueblo la gente está desesperada y se agarra a un clavo ardiendo.

La inmensa mayoría de los manifestantes eran pacíficos, incluyendo por supuesto los “artistas”. De eso yo no tengo ninguna duda. Pero a ellos se unió un grupito de gente intolerante y violenta, terroristas en definitiva.

Lo de antisistema es una simple denominación. Yo sería el primer antisistema, pues no creo en este sistema podrido, partitocrático, clientelar, que sólo favorece a las grandes fortunas y a los advenedizos, y creo que debe ser cambiado desde ya. Mi estado no es de cabreado (es de estar hasta cierta parte que por buen gusto no nombraré), pero no por eso me lío a destrozar mobiliario urbano, a agredir a policías y a atacar a gente que no piensa como yo. Por el contrario, me limito a seguir trabajando, cumplir con mi deber en todo momento y en todo lugar, respetar al que no piensa como yo y poner mi granito de arena para que poco esto vaya cambiando.

Pese a que lo nieguen y echen la culpa a la culpa a la Policía los convocantes del 22M, las grabaciones colgadas por la reportera Cruz Morcillo no dejan lugar a dudas.

Por desgracia, y como un desprecio evidente a los manifestantes pacíficos (allá ellos los que apoyen a estos salvajes), estos indeseables arrojaron adoquines a la Policía, tiraron petardos, e incluso apuñalaron a un policía.

Un trabajador del SAMUR relataba como gritaban “Dejadlos morir” para que no atendiesen a los policías heridos, aplaudiendo cada vez que entraba un policía herido, e incluso llegaron a arrojar un petardo junto a ellos, necesitando un cordón policial para poder trabajar.

En total ha habido 101 heridos, 67 policías y de éstos, 14 acabaron hospitalizados. Uno de ellos recibió cuatro puñaladas por la espalda, pero el chaleco de seguridad evitó que le hirieran de gravedad. Indignidad, de los violentos, los intolerantes, los terroristas, los que se empeñan en hacer un mundo peor de lo que ya es.

Indignidad del Gobierno, que no dotó a la Policía de medios, pero cuando acosan a los políticos o el Congreso, cuando les tiembla el trasero, todos los medios son pocos.

Indignidad del gobierno de Rajoy que ha mentido a los ciudadanos, haciendo lo contrario de lo que les prometió y destruyendo a la clase media.

Indignidad del anterior gobierno de Zapatero, que con superficialidad y estulticia, condujo a España a la incompetencia y a la ruina.

Indignidad de la casta política, que no realiza el menor sacrificio cuando millones de personas viven el drama del paro, los jóvenes no tienen futuro, las familias son puestas en la calle y las pequeñas empresas son cerradas.

Indignidad de los ciudadanos a los que les da igual todo, que desaparezcan los servicios públicos, que les da igual que sus compatriotas sufran o que España se marche por la fregadera.

Pero, ¿hay dignidad? Afortunadamente sí.

Dignidad de los ciudadanos que, hasta sin esperanza, siguen luchando y trabajando. Y siguen sacando sus familias adelante, sus pequeños negocios, sus trabajos, los jóvenes sus estudios. Y el país no se hunde gracias a ellos.

Dignidad de los ciudadanos que no tienen para acabar el mes y hacen encaje de bolillos, piden ayuda a la familia, rebuscan en la basura los que peor lo pasan. se pasan las noches en vela para pensar en como pagar las letras, los que sobreviven en vez de vivir. Valientes, sí que son héroes.

Dignidad de las personas que en cargos importantes, en la política, en los servicios públicos, en las empresas, no se corrompen, tienen ética, tienen moral, están asqueados con lo que viven a su alrededor. Luchan, frecuentemente en secreto por cambiar este estado de cosas.

Sí, afortunadamente hay dignidad. Los dignos son mayoría y los indignos una minoría, pero al igual que un cáncer o una infección, a veces ganan la partida.

Una niña muere de varicela por los “hechos diferenciales”

Ha muerto una niña de tres en La Puebla de Arganzón, en el enclave burgalés de Treviño (a veinte kilómetros de Vitoria y casi cien de Burgos).

Los detalles se pueden consultar en varios diarios digitales, entre otros El País, Periodista DigitalABC o El Mundo.

Este desgraciado accidente ocurrió por negar una ambulancia medicalizada para asistir a la pequeña. El caso parecía ser un poco extremo, pues no es normal el fallecimiento por esta enfermedad. En todo caso, la niña no fue atendida debidamente por un puñetero “conflicto competencial”. 

Gracias a los avances médicos, hoy día la varicela es una enfermedad benigna. Pero, por desgracia los avances médicos en un mismo país y el derecho a la sanidad no son iguales para todos, pues para atender sanitariamente a los ciudadanos del mismo país parece ser que se han creado fronteras artificiales para que den “hechos diferenciales”.

Aunque no me gusten, no voy a echar la culpa a los políticos o a las autonomías, pues a pesar de todo esto, el tema debiera haber sido resuelto sin más problema. Pero sí hecho la culpa a los “hechos diferenciales” y a quienes los crean. Gente sin escrúpulos, ni moral, a los que les gusta siempre dividir a las personas, clasificarlas según sus derechos, y a la larga sembrar el odio entre ellas. Y muchas veces, lo cual es todavía más repugnante, para defender unos vergonzosos privilegios y unas tramas corruptas.

La muerte de una niña por un conflicto competencial, en un país verdaderamente democrático y con una ética ciudadana, debiera suscitar un auténtico debate público acerca de donde nos están llevando ciertas patologías políticas.

Pero en un contexto de insolidaridad y borreguismo, por desgracia, sólo ha sido una anécdota. Parece ser que deben ser más importantes las artificiales veleidades de la casta política.

Dos primates rabiosos agreden a un árbitro menor de edad

Según informa El Norte de Castilla un joven de 16 años que dirigía un encuentro de prebenjamines (niños de 7-8 años) en León fue agredido de forma salvaje por el padre y por el tío de uno de los jugadores.

Al parecer, siguiendo la página web sportleon.com, el padre de uno de los jugadores del Bosco agredió al árbitro del partido, un niño de 16 años, que acabó en urgencias con lesiones en la cara, el pecho y el abdomen que obligaron a dejarlo en observación en el Hospital.

La situación era límite y los hechos que tuvieron lugar en el campo de Armunia serán la gota que colme el vaso. Todo ocurrió al final del partido en el que jugaban dos equipos compuestos por jugadores de 7 y 8 años. El padre de un jugador del Bosco y un acompañante se acercaron al árbitro. Haciendo gala de una cobardía aún mayor que su incivismo, uno de ellos agarró al árbitro para que el padre del jugador la emprendiera a golpes con el árbitro. La intervención de otros padres evitó males mayores, pero acabó con el joven árbitro en el Complejo Hospitalario de León donde emitieron el correspondiente parte de lesiones con el que acudió a la Policía a tramitar la pertinente denuncia.

Esto, por supuesto, no es deporte, ni fútbol, ni aficionados, sino violencia, intolerancia, destrucción del fútbol y cafres.

Espero que a estos salvajes les caiga una buena condena, que además de contemplar las correspondientes indemnizaciones para el chaval, se les prohiba la entrada a los estadios, ya que gente así son un completo descrédito para el fútbol.

Y perdón a los primates, los simpáticos monitos no tienen nada que ver con salvajes que agreden a niños.