Angelito y el baño de realidad en la Tumba de Lenin


Angelito (el nombre es ficticio, pero la historia es cierta) era un joven veinteañero apasionado comunista, allá en la década de los setenta del pasado siglo. Sus padres tenían una pequeña joyería relojería de barrio, que no es que les hiciera ricos, pero gracias a ella vivían desahogadamente. Les permitía pagar un piso, dar carrera a los hijos y algún que otro capricho como unas vacaciones bien disfrutadas. Muchísimo más de lo que hoy puede aspirar cualquier españolit@.

A sus padres no les hacía ninguna gracia las ideas avanzadas de su hijo mayor, pero lo cierto es que no podían tener ninguna queja de él. Era un muchacho tranquilo y pacífico, estudiaba Filosofía y Letras con sobresalientes y alguna matrícula de honor y hasta los domingos iba a misa, sosteniendo que Jesucristo había sido el primer comunista.

Llevaba barba y unas largas melenas, cosa que en entonces se estilaba. Y entre sus travesuras, si es que se pueden calificar como tales, estaba alguna participación en alguna “mani”, en la que le tocó pegar alguna carrera delante de los grises, y algún peta que le debió sentar a cuerno quemado.

A los niños del barrio nos gustaba. Era cariñoso con nosotros y además le veíamos como alguien mayor y “moderno”, alguien a quien imitar. Nos hablaba de que teníamos que ser abiertos, que no nos teníamos que creer todo lo que nos contaran y que el comunismo traería la solución a los males de la Humanidad. Por supuesto, pensaba que todo lo que contaban del Telón del Acero no era más que propaganda occidental.

Tan hartos les tenía a sus padres con tanto hablar del paraíso comunista, que sus padres decidieron regalarle un viaje a la Unión Soviética. Al fin y al cabo se lo merecía por su buen comportamiento, además de tener interés sus progenitores en conocer algún país de la órbita comunista.

Así lo hicieron y Angelito no se lo creía cuando enfrente de él estaba el Mausoleo de Lenin, ¡iba a visitar la tumba de su amado ideólogo!

Cuando iba a entrar en el Mausoleo, dos guardias se interpusieron ante Angelito y le cerraron el paso. Vestir vaqueros, y llevar barbas y melenas no era una forma de vestir adecuada para visitar la tumba de Lenin. No pudo hacer su sueño realidad por su aspecto.

Y ahí quedó Angelito, con su forma de ver el mundo hecha pedazos. El viaje transcurrió sin más novedad. Sus padres disfrutaron mucho más que Angelito (y al final les gustó mucho el viaje), que acusó el golpe.

A la vuelta, su padre lo contaba entre risas. Maldita la gracia que le debió de hacer a Angelito, que ya nunca volvió a hablar de política. Al menos con nosotros, los niños del barrio que conocía.

Actualmente no sé que será de él. Sé que aprobó unas oposiciones de profesor, cosa que no es extrañar ya que era muy estudioso y muy trabajador.

El triunfo del mal (el terrorismo) en España

Los terroristas etarras excarcelados por la derogación de la doctrina Parot, reunidos el sábado 4/1/2014 en el antiguo matadero de Durango no han podido ser más claros al exigir por un lado la autodeterminación y por otro la amnistía total del resto de terroristas en prisión, para ellos, “luchadores del movimiento de liberación”.

También suscribieron el comunicado del pasado 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, por el colectivo de presos etarras, en el que decían lamentar el daño “multilateral” causado, haciendo hincapié en equiparar su dolor en prisión con el de las víctimas del terrorismo.

En ningún momento mostraron arrepentimiento, al revés, han dicho sentirse “receptores directos del sufrimiento padecido y generado”, reiterando que “asumen su responsabilidad en las consecuencias del conflicto”.

En definitiva, ni arrepentimiento, ni perdón a las víctimas, ni reconocer errores, ni petición de disolución de ETA, ni entrega de armas, añadiendo además que sus años en prisión han sido de sufrimiento y lo consideran un castigo “desmedido y añadido”. Finalmente, se han mostrado agradecidos a los homenajes que han recibido en sus pueblos y barrios de origen.

Cuando el periodista de Intereconomía, Cake Minuesa les preguntó que por qué no pedían perdón a las víctimas, éste fue invitado a abandonar el acto, o sea, expulsado de la sala.

18 veces ETA ha tomado el pelo a los ciudadanos españoles y lo va a seguir haciendo porque la ciudadanía española sigue haciendo el primaveras y los políticos españoles son de lo más rastrero de lo que existe.

Se podrán criticar muchas de Artur Mas y yo soy el primero que lo hace, pero jamás le equipararé a los sanguinarios etarras. La jugada de los terroristas es equipararse a las víctimas del terrorismo, sabiendo que como en España hay mucho corto mental aceptarán esta imagen.

Para los pacatos que creen que esto debería ser como el proceso de Irlanda del Norte, que no tiene nada que ver ni histórica, ni políticamente (que lean un poco de Historia, por favor), les recuerdo que el IRA pidió perdón a las víctimas, que el IRA estaba hostigado por el Unionismo, y que el IRA entregó las armas.

Las tesis de ETA han triunfado. Somos un país sin dignidad, donde los terroristas y los violadores se ríen de sus víctimas. Así nos va. Tenemos lo que nos merecemos.

Gracias UCD y Suárez por ser tan inocentes y creer que dando alas al nacionalismo vasco se terminaría acabando el terrorismo etarra.

Gracias Felipe González y su gobierno, porque la derogación de la doctrina Parot se debe a las cosas tan mal hechas por ustedes.

Gracias Zapatero y su gobierno, por ser haber llevado la estulticia mental a las más altas magistraturas del Estado, plegándose a las exigencias de los matones.

Gracias Rajoy y su gobierno, por su abyección y cobardía, y ser valientes sólo para asfixiar a los desfavorecidos y al pobre pueblo español.

Gracias, sectores de la izquierda simpatizantes con la idiotez (afortunadamente no toda la izquierda) por ser los tontos útiles. Ni matar a seres humanos inocentes es progresista, ni la ETA luchó por desalojar a Franco, vale ya de tantas bobadas. Recuerdo que la URSS y China de Mao no apoyaron a ETA porque perseguía objetivos burgueses y no obreros. También recuerdo que ETA también ha asesinado a comunistas, socialistas o incluso etarras, como Yoyes o Pertur.

Gracias pueblo español, por ser tan borrego, tan insolidario, tan poco patriota, que no te saquen del fanatismo en el que te hayas encerrado, ya sea política, fútbol o lo que sea, y sobre todo, no pienses por ti mismo no sea que te vaya a doler la cabeza. Mejor que piensen otros por ti. Y sobre todo no leas.

Tú que defiendes los derechos de los terroristas y los violadores antes que los de las víctimas, piensa que puedes ser el siguiente.

Hoy es la fiesta de los terroristas, mañana será la de los violadores. Que no te toque o toque a alguien de tus seres queridos. Porque ya sabes el apoyo que tendrás del Estado y de la ciudadanía.